7. Energías alternativas

Energías alternativas

A dia de hoy ya nadie cuestiona que es prioritario tomar medidas urgentes para cambiar el modelo energético. La escasez de los recursos tradicionales sumada a los graves perjuicios ocasionados al medio ambiente imponen la necesidad de un cambio urgente.

Aunque los tímidos avances producidos en las últimas cumbres por el clima y las muchas iniciativas existentes para combatir el cambio climático proporcionan cierta esperanza, lo cierto es que todavía se echa en falta una concienciación política suficiente para implantar medidas realmente efectivas.

Desafortunadamente la legislación actual en nuestro país parece más predispuesta a contentar a las grandes suministradoras de Energía que a paliar los graves problemas que ya padecemos.

En anima, estamos fuertemente convencidos de que esta situación es transitoria. Las múltiples ventajas que conlleva el desarrollo de las energías renovables convertirán la implantación de estos sistemas en una corriente imparable, como de hecho ya está pasando en países como Estados Unidos donde el desarrollo de instalaciones fotovoltaicas en el último año ha batido records impensables.

Es cuestión de tiempo que la legislación actual sobre renovables se adecue a la realidad y permita el desarrollo de una industria potente que con su desarrollo se convertirá también en una fuente de ahorro y empleo para la sociedad.

No tardaremos en ver como desaparecen los tristemente conocidos como “impuestos al sol” que rigen actualmente y cómo se desarrolla la normativa referente al “balance neto” de forma que se dé un impulso definitivo al desarrollo de las renovables y el autoconsumo.

A pesar de los inconvenientes planteados por la legislación actual, ya existen y funcionan numerosas instalaciones concebidas para reducir la dependencia energética de instalaciones particulares y pequeñas y medianas empresas.

En anima, proponemos a nuestros clientes realizar estudios personalizados de instalaciones de energía solar fotovoltaica (y también solar térmica) concebidas para el autoconsumo.

En estos estudios, que realizamos sin coste ni compromiso alguno para el cliente, se detallan los costes de implantación y la amortización de cada caso en función de las características de cada instalación. De esta forma aseguramos la eficiencia máxima diseñando la instalación precisa para optimizar la inversión y evitar sobrecostes tanto en inversión inicial como en mantenimiento posterior.

Asimismo se detallan los ahorros en consumos y emisiones de CO2 a la atmósfera de forma que podamos cuantificar nuestra aportación al medio ambiente.

Biomasa se define como utilización de materia orgánica como fuente energética. Esto engloba un amplio conjunto de opciones muy variadas tanto por su origen como su naturaleza.

La biomasa es un sistema alternativo, totalmente natural y ecológico considerado como cero emisiones al medio ambiente y que se produce en nuestro país, esto garantiza un suministro energético autóctono y seguro sin dependencia de recursos o tecnologías externas. Al ser un producto de proximidad se reducen también los costes de transporte y la contaminación producida por estos.

“Las energías renovables son energías inagotables y autóctonas que, al no depender de recursos externos ni de los mercados o situaciones socio-políticas internaciones, permiten la autonomía energética, con lo que evitan conflictos interregionales y graves catástrofes ambientales. Las energías limpias constituyen la única alternativa para un autoabastecimiento energético sostenible” .

La BIOMASA se puede considerar como una “pila” cargada de energía solar ya que las plantas utilizan esta energía para capturar CO y agua a través de la fotosíntesis. Es un combustible no fósil y neutro desde el punto de vista del ciclo del Carbono (ciclo natural entre la tierra y el aire).

Las emisiones de CO que se producen no alteran el equilibrio de la concentración de Carbono atmosférico, y por tanto no incrementan el efecto invernadero. Su uso contribuye a reducir las emisiones de CO en la atmósfera siempre que sustituya a un combustible fósil.

Realmente sí que se produce CO como resultado de la combustión de la biomasa, pero es el CO que absorben y liberan continuamente las plantas y árboles para su crecimiento y no es el CO capturado en el subsuelo a lo largo de miles de años como sucede con los combustibles fósiles.

“Es, de los combustibles comunes, el más limpio, eficiente y sostenible”

Por otra parte, la existencia de explotaciones forestales dedicadas a la producción de biomasa genera un mantenimiento y limpieza de masas forestales más sanas que además reduce el riesgo de plagas e incendios forestales.

Uno de los productos más frecuentes fruto del aprovechamiento de la biomasa es el pellet.

El pellet se produce a partir de pequeñas porciones de materia 100% vegetal presurizada y deshidratada a niveles muy bajos de humedad (inferior al 10% aproximadamente). La propia lignina de la madera hace de aglomerante natural dando lugar a una composición densa y dura que proporciona un gran poder calorífico (5.00 Kwh / Kg aprox.). La alta eficiencia al quemarse provoca que genere menos del 1% de ceniza.

El empleo de biomasa en sistemas de calefacción es una opción muy interesante para conseguir ahorros significativos y contribuir a la mejora del medio ambiente.

En anima realizamos estudios de implantación y/o sustitución de calderas de gas o gasoil por sistemas de biomasa y al igual que en todas nuestras propuestas, ofrecemos a nuestros clientes un servicio “llave en mano” desde el diseño inicial hasta la instalación y seguimiento del sistema.

¡Infórmate!

Regístrate al newsletter